Archivo de la etiqueta: diabetes

Prevenir el infarto y la diabetes desde la consulta del dentista

http://www.abc.es/salud/sepa/abci-prevenir-infarto-y-diabetes-desde-consulta-dentista-201603081701_noticia.html

Según el «Libro Blanco de la Salud Bucodental» en España más de un 40% de la población española ha pasado en el último año por una clínica dental. La mayor parte acude para prevenir, diagnosticar y/o tratar una afección bucodental, pero los expertos creen que la consulta del profesional de la salud bucodental puede ser algo más. ¿Y si al mismo tiempo se pudiera conocer su grado de riesgo para sufrir una enfermedad cardiovascular? ¿y si también se pudieran recibir orientaciones, instrucciones o consejos para mejorar su salud general? o, incluso, ¿y si se pudiera conseguir a partir de sencillas pruebas -como la medición de la glucosa- detectar precozmente trastornos tan importantes como la diabetes?

Eso es lo que se pretende con una innovadora estrategia desde la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA). El objetivo de este proyecto, secundado por la Federación Europea de Periodoncia, es convertir la clínica dental en un actor más del entramado de servicios sanitarios enfocados a promover hábitos de vida saludables y a prevenir enfermedades. «La relación que existe entre la salud periodontal (de las encías) y la salud general nos obliga a proponer que las clínicas dentales asuman un papel mayor que el desempeñado hasta el momento, sumándose a iniciativas de salud pública», señaló David Herrera, presidente de SEPA, durante la presentación de la estrategia.

Como piedra angular de este objetivo, SEPA ha iniciado colaboraciones con numerosas sociedades científicas médicas. En este contexto se enmarca la iniciativa ‘MimoCardio. Cuida tus Encías», un proyecto de divulgación fruto de la estrecha colaboración entre la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y SEPA, cuyo objetivo es, como explica Herrera, «promover la salud cardiovascular y prevenir la enfermedad cardíaca coronaria desde la consulta de odontología y, al mismo tiempo, integrar protocolos de salud bucodental en las unidades hospitalarias de rehabilitación cardíaca, ante la creciente evidencia que asocia las enfermedades de las encías y las enfermedades cardiovasculares». Y es que, como apunta Almudena Castro, presidenta de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la SEC, «debemos ser conscientes de que el ser humano es un todo, por lo que no puede abordarse la enfermedad cardiovascular sin tener en cuenta la salud bucodental, y viceversa».

Según las guías de la Sociedad Europea de Cardiología, tener periodontitis es un factor de riesgo cardiovascular, que debe tenerse muy en cuenta como otros ya sobradamente conocidos, como la hipertensión arterial, el tabaquismo o el colesterol elevado.

prevenir infarto

Sobre encías y diabetes

Un excelente resumen de la relación entre estos dos problemas, publicado en ABC Salud

Encías y diabetes

La investigación clínica revela, de forma consistente en los últimos años, una vinculación estrecha entre la diabetes mellitus y las enfermedad periodontal. Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Diabetes la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) ofrece algunos consejos prácticos y resuelve algunas dudas importantes al respecto.

¿Existe una relación entre la enfermedad gingival y la diabetes?
Hay un aumento en la frecuencia de la enfermedad gingival entre aquellos pacientes que padecen de diabetes, añadiendo la enfermedad gingival severa a la lista de otras complicaciones asociadas con la diabetes, como la enfermedad cardíaca, el derrame cerebral y la enfermedad renal.

¿Es una asociación bidireccional?
La investigación emergente también sugiere que la relación entre la enfermedad gingival severa y la diabetes es de dos vías. Las personas que padecen de diabetes no solo son más susceptibles a padecer de una enfermedad gingival severa, sino que también la enfermedad gingival severa puede tener el potencial de afectar el control de la glucosa en la sangre y contribuir a la progresión de la diabetes.

Entonces, ¿qué debo hacer?
El Informe del Médico General sobre Salud Oral establece que la buena salud oral es una parte integral de la salud total. Por lo tanto, asegúrese de cepillarse los dientes y de utilizar el hilo dental correctamente y de visitar a su dentista para chequeos regulares.

Si padezco de diabetes, ¿estoy en riesgo de padecer de problemas dentales?
Si sus niveles de glucosa en la sangre se encuentran mal controlados, usted está más propenso a desarrollar una enfermedad gingival severa y a perder más dientes que los no diabéticos. Como todas las infecciones, la enfermedad gingival severa puede ser un factor en el aumento de los niveles de azúcar y puede dificultar más el control de la diabetes.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir los problemas dentales asociados con la diabetes?
Lo primero es controlar el nivel de glucosa en la sangre. Luego, cuidar bien de sus dientes y sus encías, junto con visitas regulares al dentista cada seis meses, evite fumar y, si utiliza dentaduras postizas, quíteselas y límpielas diariamente.

¿Qué puedo esperar en mi chequeo dental? ¿Debo informar a mi dentista acerca de mi diabetes?
Las personas con diabetes tienen necesidades especiales y su dentista e higienista están equipados para satisfacerlas. Mantenga a su dentista e higienista informados acerca de cualquier cambio en su enfermedad y de cualquier medicamento que pueda estar tomando. Posponga cualquier procedimiento dental que no sea emergencia si su nivel de azúcar en la sangre no se encuentra bien controlado.

¿Por qué es importante lo que como?
Lo que usted come se relaciona estrechamente con la cantidad de azúcar presente en la sangre. La elección de opciones adecuadas de alimentos lo ayudará a controlar el nivel de azúcar en la sangre.

¿Debo seguir una dieta especial?
No hay una «dieta para la diabetes» específica. Es probable que su médico le sugiera que consulte a un dietista registrado para elaborar un plan de comidas. Para la mayoría de las personas que tienen diabetes (y también para aquellas que no), una dieta saludable debe ser baja en colesterol, baja en sal y baja en azúcar agregada.

¿Puedo comer azúcar?
Sí. En los últimos años, los médicos han aprendido que comer un poco de azúcar, por lo general, no provoca problemas en la mayoría de las personas que tienen diabetes, siempre y cuando sea en el marco de una dieta equilibrada.

¿Qué tipos de alimentos puedo comer?
En general, en cada comida, usted podría tener 2 a 5 opciones (o hasta 60 gramos) de carbohidratos, 1 opción de proteínas y una determinada cantidad de grasa. Hable con su médico o un dietista para obtener asesoramiento específico.

Diabetes y enfermedad periodontal. Una unión frecuente

Datos encontrados en el blog de Ortodoncia Perez Varela

Diabetes y encías - Pérez Varela

La diabetes afecta al 13,8% de la población española. 5 millones de personas padecen esta enfermedad, aunque aproximadamente la mitad lo ignoran.

Según los expertos, la enfermedad periodontal es la complicación oral más frecuente de la diabetes, y se cree que esta patología de las encías podría ser incluso un signo precoz de la diabetes.

Los estudios demuestran un aumento de la enfermedad gingival entre quienes padecen diabetes, añadiendo la enfermedad gingival severa a las complicaciones asociadas a la diabetes, entre las que se encuentran la enfermedad cardíaca, el derrame cerebral y la enfermedad renal.

Las últimas investigaciones sugieren que los que padecen diabetes no sólo son más propensos a tener una enfermedad gingival severa, sino que también la enfermedad gingival severa podría afectar el control de la glucosa en la sangre y contribuir a la progresión de la diabetes.

Los estudios indican que las personas que padecen diabetes tienen mayor riesgo de padecer problemas de salud oral como la gingivitis (etapa temprana de la enfermedad gingival) y la periodontitis (enfermedad gingival severa). Esto se debe a que, generalmente, son más propensos a la infección bacteriana y tienen menor capacidad para combatir las bacterias que invaden sus encías.

Otros problemas orales asociados con la diabetes incluyen: aftas, una infección causada por un hongo que crece en la boca, y la boca seca, lo que puede causar dolor, úlceras, infecciones y caries.

Esto hace que sea muy importante la colaboración entre especialistas para un diagnóstico precoz y la prevención. Si padeces diabetes es muy importante cepillarse los dientes y de utilizar el hilo dental correctamente, así como realizarse revisiones regulares. Si tus niveles de glucosa no están bien controlados, puedes tener mayor propensión a desarrollar una enfermedad gingival severa e incluso a perder más piezas dentales que los que no son diabéticos. Como todas las infecciones, la enfermedad gingival severa puede ser un factor en el aumento de los niveles de azúcar y puede dificultar más el control de la diabetes.

Curar la diabetes gracias a los dientes

Una nota de Clínica Maestro

La búsqueda de un tratamiento que sea capaz de curar la diabetes está en la cabeza de muchos investigadores, ya que se trata de una enfermedad compleja que cada vez afecta a un mayor número de personas y que, aunque pueda controlarse, no existen muchas opciones de curación. Se esta estudiando la posibilidad de utilizar células madres adultas como fuente potencial de células pancreáticas. En concreto, se están centrando en usar células madre de pulpa dental, de los que se han obtenido buenos resultados, aunque sólo en ensayos con animales.

Uno de los estudios publicados es el que evalúa la diferenciación de células madre de pulpa dental y las células secretoras de insulina por medio de un sencillo proceso. Se observó que ambos tipos de células madres presentan estructuras similares; e incluso las células diferenciadas a partir de células madre dentales son capaces de secretar insulina.

Otra de las investigaciones estudia el uso de células madre adultas. Se observó el rendimiento de grupos de células similares a islotes de páncreas generadas a partir de células madre de pulpa dental de dientes de leche y de adultos. Usando ratones con diabetes, han comprobado que al trasplantarles células madre dentales recuperaron su nivel normal de glucosa al cabo de tres o cuatro días, efecto que se mantuvo durante más de dos meses.